. Pinamar, Republica Argentina

 

El agua: aprender a usarla, aprender a conservarla.

-1- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que de aquí al año 2027, aproximadamente un tercio de los habitantes del mundo sufrirá escasez de agua seria. Las razones para ello son evidentes: la mayor demanda sobre los recursos de agua dulce provocada por las crecientes poblaciones humanas; el empeoramiento de la calidad de los recursos acuíferos existentes debido a la contaminación y las necesidades creadas por la dinámica expansión industrial y agrícola.

Respecto al agua dulce; las aguas subterráneas o freáticas son aquellas que se acumulan bajo la tierra, almacenadas en los poros que existen en sedimentos como la arena y la grava, y en las fisuras que se encuentran en rocas. Constituyen el 97 por ciento de toda el agua dulce del planeta, excluyendo el agua contenida en los casquetes polares. Por lo menos 1.500millones de habitantes en todo el mundo dependen de ella para su abastecimiento de agua potable, por lo que resulta un recurso fundamental para la vida humana y para el desarrollo económico.

Entonces, a abrir el grifo, a disfrutar del agua…pero sin derrocharla.

-2- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

En la actualidad, entre industria, riego y consumo humano, se utilizan unos 3.750 millones de km3 anuales de agua, mientras que a principios de siglo ese valor no superaba los 500 millones de km3. Este aumento del consumo de agua mundial ha superado en dos veces el crecimiento demográfico y se calcula que ya hemos utilizado la mitad de los recursos hídricos totales del planeta.
Sólo en los últimos 30 años los recursos hídricos de la tierra disminuyeron casi un 40%.
En la medida de que no desperdiciemos agua y realicemos un buen uso de ella, podremos contribuir a la mejora del medio ambiente.

Hoy cuidar el agua es una de las premisas para la sociedad moderna, ya que se trata de un recurso natural limitado y no renovable.

Entonces, a abrir el grifo, a disfrutar del agua…pero sin derrocharla.

-3- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

De acuerdo a las estimaciones del Banco Mundial, más de mil millones de habitantes en el mundo no tienen acceso a suministros de agua apta para el consumo y 1.700 carecen de saneamiento adecuado. Garantizar el suministro a esos mil millones de personas requeriría una inversión cinco veces superior a la que se destina a este fin actualmente, es decir unos 50.000 millones de dólares al año. El abastecimiento de agua urbano cuesta unos 105 dólares por persona y una media de 50 dólares en el medio rural, según la OMS.

El consumo de agua se ha triplicado en el mundo desde 1950. La respuesta a este aumento de la demanda ha consistido, en la construcción de más y mayores obras hidráulicas, sobre todo embalses y canalizaciones de desvío de ríos.

En 1990, 20 países sufrían escasez de agua. En 1996, ya eran 26 (230 millones de personas), según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El número de países con problemas de agua puede elevarse a 41 en el año 2020.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) calcula que de aquí al año 2027, aproximadamente un tercio de los habitantes del mundo sufrirá escasez de agua seria.

Entonces, a abrir el grifo, disfrutar del agua…pero sin derrocharla.

-4- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

La escasez del agua no es responsabilidad de la naturaleza. El único responsable del cuidado de este recurso es el hombre, y debe tomar conciencia de ello.

Dice el diccionario que conciencia es el efecto total de nuestras nociones sobre lo externo y sobre lo interno. Dice también que es el conjunto de nuestros juicios sobre los valores de las cosas.

Entonces, por un lado, debemos saber que el agua es un recurso indispensable a la vida del hombre y que este recurso es cada vez más escaso. Y por otro lado deberíamos analizar si, sabiendo de la importancia del agua, nos interesa aprender a usarla y conservarla en consecuencia, o todo lo contrario.

¿Habrá que traer a nuestra reflexión imágenes como lo deseable que es un vaso con agua fresca en días de temperatura mayores a los 30 grados?, ¿o el disfrute de la naturaleza cuando después de un tiempo sin agua recibe sobre sí la lluvia?, ¿o habrá que pensar en nuestros compatriotas del noroeste caminando kilómetros y kilómetros por un balde con agua semi potable?

¿Cómo aprender a ser conscientes?.

Entonces en principio, a abrir el grifo, a disfrutar del agua...pero sin derrocharla.

-5- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

El aprendizaje en el uso y conservación del agua es una decisión cultural.

Se refiere a tomar conciencia de la importancia que tiene el recurso agua.

Importancia, en principio, en nuestra vida: desde que nacemos hasta la realización de un sinnúmero de actos cotidianos dependen de su utilización.

Importancia en la historia de la humanidad: el agua siempre fue un bien deseado, obtenido, disfrutado y preciado por las grandes civilizaciones.

Es una decisión cultural entender que el agua pasó de ser calificada desde siempre como un recurso natural renovable, a que hoy ya sea observada como un recurso natural NO renovable.

Entonces, a abrir el grifo, a disfrutar del agua...pero sin derrocharla.

-6- Cada vez que abrimos un grifo, además de disfrutar el agua que de allí sale, es importante saber que:

Los desequilibrios constantes que expresa la naturaleza en el mundo, a través de inundaciones, sequías, huracanes, terremotos y otras catástrofes son el resultado concreto de la acción del hombre. Más allá de los niveles de conciencia, injerencia y responsabilidad que le compete a cada uno, no deja de ser un hecho cultural que nos involucra a todos. Entonces, en un mundo que se ve amenazado por el egoísmo y la avaricia que globaliza miseria y deterioro ambiental, ¿será posible entender y atender al agua como lo que es en esencia, un Eslabón de Vida que conecta a los seres vivos, países y culturas del planeta?. Un ejemplo ilustrativo que se refiere a la toma de conciencia sobre el uso racional del agua, lo propone uno de los representantes de una ancestral cultura. Gandhi no llegó fácilmente a ser un yogui sin deseos y en paz. Tuvo que transformarse. Advirtiendo sus defectos, hizo un esfuerzo consciente para crecer, cambiar y restringir sus malos impulsos.
Por un tiempo, Gandhi se alojó en la casa del primer ministro indio Nehru. Por la mañana, mientras los dos hablaban, Gandhi se lavaba la cara y las manos y Nehru le iba echando agua de una jarra. Como estaban metidos en una seria discusión, Gandhi se olvidó de que se estaba lavando y antes de que terminara de lavarse la cara, se acabó el agua de la jarra, a lo que Gandhi replicó, "¡Pero cómo! ¿He gastado toda el agua que había en la jarra sin haber terminado de lavarme la cara? ¡Qué derroche! Cada mañana no uso más que una jarra". Las lágrimas le afloraron a los ojos. Nehru, al verlo, se quedó sorprendido. "¿Por qué llora? ¿Por qué se preocupa usted del agua? En mi ciudad, hay tres grandes ríos: el Ganges, el Jummer y el Saraswati. Aquí no tiene porque preocuparse por el agua". Entonces Gandhi le dijo "Nehru, tiene usted razón. En esta ciudad tiene usted tres grandes ríos, pero lo que a mí me corresponde de ellos es sólo una jarra de agua por la mañana y nada más". Este caso de Conciencia en el uso y no el abuso es para reflexionar, por ello, a abrir el grifo, a disfrutar del agua...pero sin derrocharla.

 

www.calp.com.ar - soporte@calp.com.ar - Av. Shaw nº 766 (7167) Pinamar - Bs. As. - Argentina